“Las llamadas y mensajes enviados a este chat ahora están seguros con cifrado de extremo a extremo, lo cual significa que WhatsApp y terceros no los podrán escuchar ni leer”. Si tienes la última versión de la app actualizada en tu smartphone seguro que has recibido este mensaje, pero ¿qué significa que el contenido que compartimos por WhatsApp ahora esté cifrado de extremo a extremo?

Tras esta última mejora en su seguridad, WhatsApp asegura que –siempre y cuando los dos miembros de la conversación (o más si nos referimos a un grupo) tengan actualizada la última versión de la app- los mensajes, fotos, vídeos, notas de audio, etc. solo podrán ser vistos por emisor y receptor. “Nadie puede ver el contenido de ese mensaje; ni los criminales cibernéticos, los piratas informáticos (hackers), gobiernos opresores, ni siquiera nosotros”, tal y como señalan desde la compañía.

Cifrado mensaje a mensaje

Para entenderlo mejor en WhatsApp se sirven de un ejemplo ilustrativo: imaginemos que cada mensaje cuenta con un candado para acceder a su contenido, en este caso la llave o el código de apertura lo tendrán únicamente los miembros de la conversación. Es decir, cuando redactamos un mensaje, este saldrá de nuestro dispositivo y llegará a los servidores de WhatsApp cifrado y solo volverá a ser accesible cuando llegue al smartphone del receptor.

Podremos comprobar si una conversación está o no cifrada entrando en la información del contacto o grupo en cuestión. Si lo está, en ella aparecerá un candado. Además, verás un código QR, que contiene el código de seguridad único y específico de cada conversación. Escanearlo es opcional y si lo haces verificarás que el chat está encriptado.

No es necesario cambiar ningún parámetro en los ajustes para conseguir el cifrado de nuestros mensajes, tan solo es necesario actualizar a la última versión de WhatsApp.