Microsoft ha lanzado su nuevo Sistema Operativo Windows 10. Quizá por ser un número redondo, por el avance que significa o por las ganas que había, este nuevo sistema ha generado mucha expectación y los resultados que nos deja al probarlo son muy destacables.

 

Como viene siendo habitual, Microsoft ha entrado en una curiosa dinámica de lanzar un sistema operativo para suplantar a un predecesor con defectos. Ya ocurrió con Windows XP (remediando Windows ME) o Windows 7 (llegado para olvidar Windows Vista), y en este caso, Windows 10 pretende corregir los fallos de Windows 8 y mejorar y desarrollar las prestaciones de este.

 

La primera gran diferencia con respecto al sistema anterior es la vuelta del menú de inicio, ese elemento perdido en Windows 8 que tanta gente echó en falta. Esta novedad sirve como metáfora para reflejar el cambio que ha querido hacer la compañía, cuyo objetivo con este lanzamiento era conseguir un sistema que uniera lo mejor del exitoso Windows 7 y del novedoso (y chocante para los puristas de ratón y teclado) Windows 8.

 

Este menú de inicio es totalmente personalizable al gusto del consumidor. La iconografía también ha cambiado, con un diseño mucho más simple y moderno a la vez, aunque también serán personalizables. Además del menú, el usuario puede elegir si quiere manejar su ordenador desde un interfaz más “clásico” o uno innovador, enfocado al uso táctil y a las aplicaciones.

He aquí un gran avance llevado a cabo, y la principal meta que se quería conseguir con este nuevo sistema: convergencia y unificación. Windows 10 no es un Sistema Operativo disponible solo para PCs y portátiles, sino también para tablets, smartphones o videoconsolas.

 

Para ello, el sistema cuenta con Continuum, la función que permitirá cambiar la interfaz y vista de Windows 10 dependiendo del dispositivo que se utilice. Dentro de esta idea, Microsoft ha desarrollado “apps universales”, que cambian dependiendo del dispositivo donde se manejen (como Outlook Mail o Calendar).

 

microsoft windows 10

 

Así pues, Windows 10 podrá estar en cualquier tipo de dispositivo. Si, en tu caso, tienes uno de nuestros Transformer 360, no tendrás problemas en incorporar el nuevo Windows en tu PC convertible de Blusens. Podrás actualizar gratuitamente tu Transformer 360 y disfrutar de Windows 10 tanto si lo usas como PC como si lo usas de Tablet.

Cabe destacar que una vez lo tienes instalado, el sistema se irá actualizando constantemente, a diferencia de los anteriores donde se actualizaba mediante grandes paquetes que iban lanzando cada cierto tiempo.

 

Cortana

Similar a Siri para dispositivos Apple, Microsoft ha incorporado el asistente de voz Cortana, familiar para usuarios de Windows Phone. Se trata de un software cada vez más demandado hoy en día, que permite a la persona preguntar al ordenador y encontrar una respuesta, sobre cualquier tema. También puede ser utilizado para realizar funciones en el ordenador y moverte por el (reproducir música, meterte en internet, buscar y abrir documentos, carpetas o apps etc.). Este elemento innovador nos recuerda a la película protagonizada por Joaquin Phoenix, Her, donde el protagonista (Joaquin Phoenix) interactuaba con su sistema operativo. Puedes hacer que Cortana esté sincronizado con todos tus dispositivos y que sepa tus intereses y objetivos. Cortana lo puede hacer todo por ti, avisarte de cumpleaños o fechas importantes apuntadas en tu bloc de notas, recordarte aquello que tenías que comprar o mantenerte informado de lo que más te interesa.

 

Cortana

 

Edge

Por otra parte tenemos el nuevo navegador con el que contarán los dispositivos con Windows, el Edge. Se trata de un prometedor navegador que intentará hacer la competencia a Google Chrome (al que aseguran supera en velocidad) o Mozilla Firefox. Cortana viene integrado en el buscador, por lo que hará recomendaciones según tus gustos y resolverá los problemas que tengas cuando así se lo digas (literalmente). Todavía le faltan algunos retoques y aspectos que mejorar (alguna vez que otra se “cuelga” y no cuenta con extensiones propias como Chrome o Mozilla), por eso el sistema también incorpora el conocido y ya obsoleto Internet Explorer. El motor de búsqueda predeterminado es Bing, y puede ser cambiado por otros (aunque de una forma un poco rudimentaria).

 

Edge

 

Pero no todo son ventajas, Windows 10 es un gran paso en lo que al mundo de las computadoras se refiere pero se pueden destacar algunos fallos (todos ellos corregibles).

 

Por ejemplo, una de sus principales apuestas innovadoras es también una de sus debilidades: Las aplicaciones universales que Microsoft promueve con este nuevo sistema son todavía pocas, por lo que hará falta que este modelo empiece a triunfar para que se desarrolle un catálogo mucho más amplio de estas. Seguramente lo haga, debido a la sencillez y facilidad que supone para el usuario contar con un market universal con aplicaciones aptas para cualquier dispositivo.

 

Por otro lado, otra novedad que trae Windows 10 es el llamado “Centro de Actividades” (Action Center), lo cual no es otra cosa que una columnita que aparece a la derecha cuando sitúas el ratón o el dedo (depende desde qué dispositivo) que permite activar o desactivar Wi-Fi y demás tipos de acciones de configuración, así como comprobar las notificaciones de tus aplicaciones. Se trata de un elemento muy útil (similar a Windows Phone) para los usuarios de este sistema operativo en Tablets o SmartPhones, pero no lo es tanto en PCs o portátiles. El aspecto de dicha columna del centro de actividades en monitores de tamaño mayor es muy descompensado y queda demasiado pequeño con respecto al resto del escritorio, lo que hace muy incómodo la visualización de la columna y la realización de acciones en ella.

 

Todo es mejorable pero una cosa está clara: Windows 10 representa el cambio que Microsoft quiere dar a la concepción de los ordenadores. Es un nuevo giro de tuerca, una nueva visión acompañada de un nuevo sistema operativo que quiere marcar el paso al resto de marcas y que podrá influir también en la próxima generación de computadoras, tablets, smartphones y aplicaciones.