Adiós a los ‘vines’. Twitter ha decidido deshacerse de su plataforma de microvídeos tras comprobar que apps como Snapchat o Instagram copaban toda la cuota de usuarios potenciales. Solo tres años ha durado esta aplicación cuyo éxito residía en la brevedad de sus vídeos y en la imaginación de los tuiteros para hacerlos atractivos.

Así, los vídeos compartidos con Vine contaban con una duración máxima de seis segundos. Este cortísimo intervalo hacía que los usuarios tuvieran que potenciar al máximo su creatividad para que sus ‘vines’ triunfaran y cosecharan popularidad. Además, contaban con la peculiaridad de reproducirse en bucle, lo que permitía jugar también con estas repeticiones.

Uno de los motivos de la decadencia de Vine ha sido la falta de posibilidad de monetización para sus ‘estrellas’.  Así, muchos de ellos migraron a otras plataformas como YouTube una vez que se habían granjeado un nutrido grupo de seguidores, con el objetivo de rentabilizar esa fama a través de anuncios u otros ingresos.

La fecha del cierre definitivo es cercana, pero aún no está concretada. Los tuiteros aún podrán rescatar sus ‘vines’ favoritos antes de que la plataforma desaparezca.

Nueva app: Hype

Con vistas al futuro, cabe señalar que los creadores de Vine ya han presentado un nuevo proyecto relacionado con el contenido audiovisual. Una nueva app a la que han llamado Hype y que permite al usuario compartir vídeo en directo y editarlo añadiéndole texto, stickers, música…