Ya se oían rumores que, finalmente, se han hecho ciertos. La app de mensajería por excelencia ha incluido ya para todos los usuarios (desde noviembre estaba disponible en la beta) la verificación en dos pasos.

Cuentas de correo electrónico, perfiles en redes sociales o en diferentes páginas webs ya contaban con este nivel extra de seguridad que se incorpora a WhatsApp. Hasta ahora para activar la app en nuestro smartphone tan solo teníamos que proporcionar el número de teléfono e introducir la clave que nos llegaba vía SMS o llamada. Es decir, que si alguien se hacía, por ejemplo, con nuestra tarjeta SIM podría instalar la app en un nuevo dispositivo con la nueva clave que le llegaría por SMS.

Sin embargo, ahora a la hora de proceder a la instalación se solicita al usuario que elija un código de seis dígitos. Así, si queremos activar la app en un nuevo dispositivo tendremos que introducir esta misma contraseña. Además, también se puede vincular una cuenta de correo electrónico.

Su activación es opcional, pero también resulta sencilla, gratuita y recomendable. Si quieres llevarla a cabo solo tienes que ir a la opción ‘Ajustes’, elegir la opción ‘Cuenta’ y una vez en ese menú, seleccionar ‘Verificación en dos pasos’. Aparecerá un intuitivo menú que te permitirá contar con esta nueva opción en tu cuenta de WhatsApp.