La tranquilidad llega para los padres de niños pequeños en forma de app. Cada vez es más común ver a los más peques de la casa viendo vídeos con una tablet o un smartphone en las manos. Hasta ahora, a poco que hubiera un despiste paterno, los niños podrían haber pasado sin querer en YouTube de un amable vídeo de Pocoyó a un contenido destinado a adultos. Este problema se soluciona gracias a la última aplicación de la plataforma: YouTube Kids.

Esta app, que ha llegado recientemente a España, puede descargarse gratuitamente tanto en dispositivos Android como iOS. Está especialmente indicada para niños de 2 a 8 años, que encontrarán en ella vídeos, canales y listas de reproducción destinados única y exclusivamente a ellos.

Los contenidos están diferenciados en cuatro categorías (Programas, Música, Aprender y Explorar) y dos opciones en función de la edad (Preescolar y Escolar), pensadas especialmente para que los niños puedan utilizar la app sin miedo de sus padres a que vean un vídeo inadecuado. La interfaz está también diseñada para los pequeños, con botones grandes, iconos llamativos y fácil navegación. Tanto es así, que YouTube Kids no está disponible para PC, teniendo en cuenta la facilidad que supone un dispositivo táctil frente a un ordenador.

Control parental

Aunque YouTube Kids está pensada para que los niños puedan trastear en ella, cabe señalar el control parental que ofrece la plataforma de Google. Así, ya a la hora de configurar la app en el dispositivo, los padres deberán seleccionar la opción de Preescolar o Escolar. Además, también podrán elegir si habilitan la opción de búsqueda, para que los niños puedan buscar más vídeos además de los que aparecen en la pantalla de inicio. Eso sí, aunque la app se nutre de los vídeos de YouTube, aquellos que ofrece siempre serán dentro del contexto infantil.

youtube kids control parental

Es importante destacan también que los padres podrán activar un temporizador para fijar el tiempo que sus hijos tendrán para utilizar la app, evitando así que estén más del adecuado. Por otra parte, en contra de lo que sucede con YouTube, en esta versión para niños no es necesario registrarse, por lo que no se guarda ningún dato del menor.